16 de julio de 2011

"El desafío digital", por Andrés Oppenheimer

Interesante artículo del siempre pertinente Oppenheimer. A seguir, un extracto:

"Muchos de ustedes se estarán preguntando si deberíamos celebrar el reemplazo total de los libros escolares por tabletas electrónicas. Hay preguntas legítimas sobre si la educación digital será una píldora mágica: uno puede argumentar que los niños surcoreanos obtienen mejores resultados en los exámenes estandarizados internacionales porque estudian más horas al día, y más días por año, y no porque usan computadoras.

Casi todos los niños surcoreanos pasan 12 horas diarias, o más, estudiando en la escuela y en el hogar, y su año escolar tiene 216 días, comparado con los 180 días que dura en Estados Unidos, y menos en la mayoría de los países latinoamericanos. Durante una reciente visita a Honduras, me horrorizó enterarme de que el año escolar allí dura unos 140 días anuales, o menos.

Severin me dijo que su estudio confirma que, pese a los problemas debidos a la carencia de apoyo técnico y de entrenamiento para los docentes, las computadoras son una gran ayuda en las escuelas. Tienden a mejorar los estándares académicos, y disminuyen la brecha digital entre los chicos de hogares acomodados y los de hogares pobres, explicó.

"Los logros de Corea del Sur en el ámbito de la educación no son producto de la improvisación", agregó. "Son el resultado de 20 años de inversión constante en educación y en tecnología para la educación".

Mi opinión: 

Afortunadamente muchos países latinoamericanos, encabezados por Uruguay, han empezado a darles computadoras a sus estudiantes. Pero en algunos casos se trata simplemente del regalo de una máquina, lo que ayuda a los gobiernos a ganar las elecciones pero que no necesariamente mejora los estándares educativos, si no está acompañado de un buen entrenamiento docente y de programas de soporte técnico.

La clave del progreso educativo en Latinoamérica es la continuidad: asegurarse de que cada nuevo gobierno no deshaga lo que heredó del anterior. Para garantizar el progreso, los países podrían intentar que sus partidos políticos firmen pactos nacionales para seguir planes educativos a largo plazo. O podrían crear grandes organizaciones civiles --apoyadas por grandes empresarios, como en Brasil-- para presionar a los gobiernos a cumplir objetivos educativos de largo plazo. 

Los países exitosos hacen planes educativos a largo plazo, porque saben que la educación es una inversión que rinde fruto a 15 o 20 años. Corea del Sur hizo precisamente eso, y funcionó. "


Sin duda, muchos temas para reflexionar y discutir. Pero no olvidemos lo esencial: las computadoras en la educación sólo sirven si mejoran la educación que impartimos.


1 comentario:

  1. Hace la falta la Tecnología y mucho pero también que la Tecnología no vaya a seguir apoyando un aprendizaje conductista, con contenidos desactualizados. Hay que cambiar programas y sobre todo establecer estandares que nos permitan entrar a la Sociedad del Conocimiento

    ResponderEliminar

Gracias por participar. Deje su comentario a continuación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...