21 de julio de 2019

Todos dimos ese paso



Hace 50 años, mi padre me despertó abruptamente.


"¡Despertate!" -me dijo- "¡vas a ver algo histórico!"

Hacía frío, la casa estaba a oscuras. Me abrigó con una manta y me llevó al comedor, donde la vieja televisión Geloso, reciente orgullo de la familia, relampagueaba tímidamente.
Mi madre tenía en sus brazos a mi hermana, que miraba todo extrañada. Era un momento especial.
La imagen no era clara. El sonido apenas se escuchaba, papá estaba emocionado, y su entusiasmo nos contagiaba. Había reunido a la familia para presenciar juntos un momento que consideraba histórico, único, irrepetible. Un logro de la humanidad, una puerta hacia un futuro mejor. Lejos, muy lejos, un señor vestido de blanco bajaba una escalera.

"¿Ves?" -me dijo papá mostrando la luna, que asomaba por la ventana de la cocina- 
"¡ese señor está allá, y lo estás viendo!"

Me pareció extraño ver tan cerca algo que estaba tan lejos, pero ya mi abuelo me contaba de las maravillas que podía lograr la ciencia. Y en la pantalla, lentamente, el señor seguía bajando la escalera. Parecía que dudaba, que un enorme peso hacía lentos sus movimientos. 

La emoción crecía. Nos esperó antes de dar su último paso. Y entonces, cuando todos estuvimos prontos, lo hizo. Bajó. Se posó sobre la luna. Aquel pequeño ser, en la inmensidad del espacio, había logrado lo imposible. Y todos nos sentimos parte.

50 años después, no soy astronauta, preciso lentes para ver la luna y nunca abandoné este planeta. Pero el inmenso esfuerzo de más de 400.000 personas para poner aquel hombre sobre nuestro satélite guió mis pasos. La convicción de que, con estudio, dedicación y trabajo podemos lograr lo imposible fue su eterno legado. Me hizo mirar siempre más lejos y más alto, apuntando a las estrellas. Y me siento dichoso de haberlo presenciado gracias a mi padre, que me despertó en el momento adecuado.


16 de julio de 2019

Google lanza un programa de lecciones gratuitas, y en español, para enseñar a programar en las escuelas


Todas las lecciones que podemos encontrar en 'Code with Google' son totalmente gratuitas y, lo mejor de todo, están disponibles tanto en inglés como en español. La compañía asegura que uno de los puntos fuertes de este programa es que "los profesores no necesitar ser competentes en programación para empezar a utilizar la plataforma".

Estas actividades cubren varios grupos de edad (desde la escuela primaria hasta la secundaria) y existen diferentes niveles según el conocimiento previo.

Como ejemplos, Grasshopper es una app para Android e iOS con la que se puede aprender JavaScript mediante juegos y "An Unusual Discovery" permite a los estudiantes secuenciar diálogos en una historia mediante el lenguaje de programación Scratch.

10 de julio de 2019

7 frases de películas de Pixar que enseñan aprendizajes para la vida



¿Qué podemos aprender de las frases de películas de Pixar?

El estudio de animación Pixar, famoso por éxitos como Toy Story o Buscando a Nemo, nos ha trasmitido a lo largo del tiempo valiosas lecciones.

El esfuerzo y la constancia, el poder de la familia y la amistad, y no dejar de luchar por tus sueños son algunos de los valores más importantes para este estudio cinematográfico de animación.

No obstante, el mensaje que siempre encontramos en el trasfondo de toda película de Pixar es que la clave para ser feliz es ser uno mismo. Descubre qué es lo que deseas y lo que te hace feliz, y no dependas de los demás para conseguirlo.

A seguir, 7 frases extraídas de 7 películas de Pixar que servirán de ejemplo:

1. Toy story (1995)

«Tienes un amigo en mí»

2. Monstruos S.A. (2001)

«Valora a tus amigos y no juzgues a los otros sin conocer su historia»
3. Buscando a Nemo (2003)

«¿Cuando huye la suerte sabes qué hay que hacer? ¡Sigue nadando!»

4. Los increíbles (2004)

«La familia nos hace ser más fuertes»

5. Ratatouille (2007)

«Si te centras en lo que dejas atrás, no podrás ver lo que tienes delante»

6. Brave (2012)

«Somos dueños de nuestro destino»

7. Inside Out (2015)

«No puedes enfocarte en lo que está saliendo mal, siempre hay una forma de darle la vuelta a las cosas»




9 de julio de 2019

Las 8 tendencias educativas de las aulas del futuro, según Google for Education


Responsabilidad digital

Los especialistas resaltan la necesidad de que tanto entidades educativas como los padres de familia ayuden a los alumnos a desarrollar comportamientos más sanos y autorregulados respecto al empleo de las distintas herramientas tecnológicas. 

Pensamiento computacional

Los investigadores manifiestan que será más pronunciado y necesario el estudio de disciplinas STEM, acrónimo de los términos en inglés Science, Technology, Engineering and Mathematics, en todos los niveles educativos.

Aulas colaborativas

Los salones de clase dejarán de ser estáticos y sus elementos y diseño favorecerán la interacción entre alumnos y profesores.

Pedagogía innovadora

El objetivo será lograr que los instructores ahorren tiempo con la automatización de muchas de sus labores rutinarias y puedan concentrarse en transformar y pulir sus estrategias de enseñanza.

Habilidades para la vida y preparación laboral

De acuerdo al resultado de las encuestas que indaga el reporte, será igual de importante el desarrollo de las habilidades socioemocionales o valores como la empatía, que el impulso de las habilidades digitales.

Aprendizaje dirigido por estudiantes

Se vislumbra mayor autonomía de parte de los alumnos en sus procesos de aprendizaje.

Conectando tutores y escuelas

Para garantizar el éxito educativo de los alumnos, los padres de familia necesitarán tener una relación y compromiso más estrechos con las actividades de sus hijos.

Tecnologías emergentes

Las experiencias educativas se valdrán en mayor medida de las tecnologías emergentes como la inteligencia artificial o la realidad aumentada, por ejemplo, que potenciarán la efectividad de los programas educativos.

Cómo ser más consciente en REDES SOCIALES


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...