18 de julio de 2011

Educación en el siglo XXI: una educación "líquida"...

Transcribo parte de un artículo de Manuel AREA Catedrático de Tecnología Educativa de la Universidad de La Laguna (España) que me pareció interesante:

"La cultura del siglo XXI es intangible, inaprensible, variable, intercambiable, interactiva, de consumo inmediato, en permanente transformación: es decir, líquida. Frente a la solidez de las certezas de la cultura decimonónica -vehiculada a través de soportes físicos estables como el papel- el presente digital nos ha traído un tiempo de relativismo y mutabilidad del conocimiento, de modas efímeras de las ideas, valores y costumbres, de cambio permanente, de permisividad de las diferencias, de incertidumbre sobre el futuro mediato. En definitiva, todo es más complejo, multivariado y multimodal. Es decir, nos podemos comunicar con otros humanos a través de mil formas y artilugios (móviles, email, foros, chats, redes sociales, PDAs, ...) y podemos recrear y presentar la información mediante textos, imágenes fijas, imágenes en movimiento, sonidos, avatares, animaciones, espacios tridimensionales, hipertextos, etc. 

Las experiencias que obtenemos de la realidad empírica tienden a solaparse y mezclarse con las experiencias que obtenemos en los espacios virtuales o ciberespacios. Por ello los ciudadanos del siglo XXI de las sociedades avanzadas y de cultura urbana vivimos simultáneamente en dos escenarios para la interacción social y cultural. El representado por nuestra realidad material, física y sensorial, y el escenario de las experiencias virtuales proporcionado por las variadas y múltiples tecnologías digitales que nos rodean (Internet, telefonía móvil, videojuegos, DVDs, Televisión digital, etc.). En este sentido, las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) han alcanzado tal grado de penetración y omnipresencia en nuestra vida que sin ellas carecemos de identidad y presencia social. 

Tenemos una identidad reconocible y bien definida en la vida real, pero nuestra identidad como sujeto será incompleta si carecemos de visibilidad en los mundos de comunicación virtuales. Hoy en día, el joven o el profesional que no tiene un espacio propio y reconocible en Internet -sea en formato blog, de sitio web, de cuenta en una red social, en una lista de distribución de correo electrónico, ...- no existe en el ciberespacio y, en consecuencia, está aislado y sin identidad en el ecosistema de comunicación digital. 

Por esta razón las TIC no sólo hemos de definirlas como herramientas o artefactos a través de los cuales ejecutamos distintas tareas o acciones como puede ser buscar información, redactar un texto, almacenar datos, elaborar una presentación multimedia, oír música o ver una película, sino también como un espacio para la comunicación e interacción con otros individuos y grupos sociales. Las TIC son, en este sentido, uno de los principales escenarios de la socialización de un sujeto del siglo XXI."

Comparto esta visión. Las TIC en el siglo XXI están adoptando esa dimensión social que tanto atrae en las redes sociales como Facebook. Esa existencia dual, real y virtual, ese alter ego digital que se construye permanentemente plantean nuevos desafíos para comprender de manera más global a una persona. Y la educación NO es una excepción. Deberemos acostumbrarnos y ocuparnos de esa otra personalidad, virtual, que forma parte de nuestros alumnos y que deberemos tener en cuenta a la hora de evaluarlos o juzgarlos. Menudo trabajo, pero reconfortante por permitirnos conocer mejor a ese ser humano que tenemos delante y al cual queremos enseñarle algo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar. Deje su comentario a continuación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...