21 de febrero de 2012

“No es democrático un país que tiene este nivel de enseñanza”

Por Gonzalo Charquero para diario "El Observador", MVD, UY.
 (las itálicas y negritas son mías)

Las propuestas de reforma educativa que impulsó el ex presidente del Consejo Directivo Central (Codicen), Germán Rama, entre 1995 y el año 2000 son recordadas y destacadas al día de hoy, incluso por el actual presidente José Mujica. El ex jerarca tiene una visión crítica acerca de la gestión de las actuales autoridades educativas. Un día antes de partir a la ciudad de Ginebra, en Suiza, donde vive todo el año, Rama recibió a El Observador en su apartamento del barrio Malvín y advirtió que un país con los niveles de enseñanza que tiene Uruguay “no es un país democrático”. A continuación un resumen de la entrevista:

¿Cómo analiza los resultados del gobierno en la inclusión de niños dentro del sistema educativo? 

Yo soy partidario de la universalización pero también lo soy del aprendizaje. En Uruguay, en el primer quintil de pobreza, las personas de entre 14 y 15 años que terminaron primaria son el 88,5%. Si se traslada al quintil más rico es del 99,7% en la misma edad. Por otro lado, el 10,7% del quintil más pobre terminó secundaria o enseñanza media. En el más rico lo hicieron el 78,5%. ¿A usted le parece que esto es una sociedad igualitaria y democrática? Los del quintil más bajo van a la muerte. Van a ser pobres por su eternidad. Lo único que pueden hacer es robar o algo por el estilo, porque no tienen ningún instrumento. Esto es un cuadro de la democracia uruguaya (ver infografía). No es democrático un país que tiene este nivel de enseñanza. Un país democrático es un país que le da las mismas oportunidades a todos. El cuadro es terminante y parte de un informe que hizo el Ministerio de Educación y Cultura.

¿Cree que la conducción de la educación no tiene definido el rumbo?

Yo he dirigido la educación. Si a mí me muestran que Montevideo tiene casi el doble de repetición que el interior actuaría inmediatamente. ¿O es simplemente que hay un desorden muy grande acá? Lo primero sobre lo que hay que actuar es que no puede haber 13 asignaturas en primer año de liceo. Tiene que funcionar con cinco asignaturas y punto. Hay muchos caminos que recorrer pero la prioridad ha sido la política, no la equidad, la infancia o el desarrollo del país.

Desde su punto de vista, ¿dónde está la principal falla?

El sistema educativo tiene muchas patas y hay que hacer correcciones en muchos sentidos. La primera pata importante que tiene que asegurar a los niños pertenecientes al sector de más bajo ingreso es educación y alimentación para toda la jornada. En segundo término tiene que asegurar que los días de clase sean como son en todos los países desarrollados europeos. Tiene que haber más de 200 días y estamos actualmente funcionando en los 150 o 160 días entre las huelgas y otras cosas. El proceso educativo es acumulativo. No se cambia en un día pero se puede destruir en un día. Hay que ir haciendo el camino con mucho esfuerzo.

¿Cómo se ubica Uruguay en el escenario internacional?

Los datos que uno comprueba sobre educación son muy graves en el concierto internacional. En julio del año pasado la señora (Angela) Merkel, primera ministra de Alemania, hizo una concentración de 200 mil jóvenes en un estadio gigantesco a los que le dio el título de bachilleres. La reunión la hizo porque había llegado a tener al 99,5% de todos los jóvenes menores de 18 años cumpliendo el bachillerato. Eso vale para todos los países escandinavos. Para hacer una comparación, Uruguay está egresando de la enseñanza secundaria, para pasar a la terciaria, alrededor de 34% de las generaciones. Durante 2010, en Montevideo el 42,9% de los alumnos repitió en primer año. Vienen esmerándose en deteriorar las cosas porque recibieron una educación, que nosotros dejamos armada en el año 2000, con un nivel de 35%.

¿Por qué se da el déficit?

Hay una reproducción muy fuerte de la pobreza y en consecuencia necesita algunas medidas muy urgentes. No es que sean idiotas por ser pobres. Evidentemente están mal alimentados. Los niños necesitan muchas horas para aprender. Es lo que nosotros planteamos como meta al instalar las escuelas de tiempo completo (ETC). Construimos 100 ETC. Los gobiernos posteriores construyeron unas 30 escuelas. Por lo menos debería haber 600. Esto no es ningún invento. Uruguay tiene un sistema primitivo con las escuelas de tiempo parcial. El modelo educativo de Uruguay corresponde al siglo XIX.

¿Cuál debe ser la prioridad?

Usted tiene que proteger a los niños, porque esto tiene un problema de equidad. La mala educación, la mala calidad del servicio, significa castigar a la gente que tiene bajas posibilidades económicas. Entonces se transforma en una máquina de segregación social muy dura.

¿Cuál es la salida?
En este momento no hay ningún plan para lograr la cobertura de todos esos niños de primaria a jornada completa. Ese tiene que ser como un objetivo nacional. No se tiene desarrollo de país si no se desarrollan los niños.¿Cree usted que en algún país de Europa se ingresa a la universidad por haber terminado la secundaria? No, no hay nadie.

¿Esas pruebas no reducen el acceso a las universidades?

No comparto esa opinión. Como está actualmente es como se reduce. Se engaña a la gente diciendo que está acreditado para cursar exámenes de educación terciaria cuando no tienen los fundamentos.

¿Por qué cree que no se avanza?

Hay algo que se llama demagogia. Y se aplica a la política como a la enseñanza. La vida reclama esfuerzos. Se ha establecido una cierta idea en el Uruguay de que la gente tiene derecho a tener títulos sin esfuerzo. Nosotros somos una extrañeza en el mundo desarrollado, al cual quisiéramos pertenecer por nivel de consumo. Pero el nivel de consumo debe estar acompañado del nivel de calidad de la gente. Hoy objetivamente los recursos humanos de Uruguay son de bajo nivel.

¿Hay herramientas para llevar la transformación adelante?

El espectro político de Uruguay tiene una idea de que en algún lado hay un tesoro mágico que ellos van a encontrar para distribuirlo a todo el mundo. Y eso no es cierto. Ahora están reconociendo que 180 días de clase son muy pocos. Eso es un paso positivo. Tendrían que hacer un reacomodo del gasto. En el presupuesto pasado y en éste se dio una partida para construcciones y se construyó muy poco. Pero se contrataron 5.500 funcionarios. Si hay 5.000 funcionarios más y en las matrículas caen 20 mil niños, algo funciona mal. Algo pasó porque la ejecución presupuestal la hace la Corporación para el Desarrollo. Yo me moriría de vergüenza si en mi administración pasaba una cosa de esas, pero ocurrió.


Germán RAMA es siempre muy polémico, pero, como lo dice la introducción del periodista, ha sido citado por el actual presidente de la República reconociendo algunos logros, como las escuelas de tiempo completo, largamente denostadas por algunos simpatizantes de un partido político uruguayo. Sus apreciaciones en este artículo me parecen muy pertinentes y son motivo para varias reflexiones y discusiones serias y profundas. Ojalá se den, por el bien del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar. Deje su comentario a continuación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...