23 de junio de 2011

Educación pública uruguaya: un urgente problema a resolver.

Ayer por la noche participé de un interesante debate sobre el estado actual de la educación en el Uruguay que contó con la presencia de todos los partidos políticos y numerosas autoridades del gobierno.

Creo que todos estamos de acuerdo en el diagnóstico, pero lo que falta, tal como se dijo, es ACCIÓN. Acciones concretas que apunten a resolver, en plazos mínimos, los grandes problemas que nos aquejan. Todos coincidieron además que recursos no nos faltan: humanos, económicos, consenso político. El gran responsable ahora es el gobierno.

Las declaraciones del vicepresidente Danilo ASTORI, recogidas en el diario "El País", me parecieron interesantes. Transcribo parte de las mismas:

En el país existe "un marco institucional en el que tradicionalmente han dominado las autonomías", destacando que "las autonomías son obstáculos para una conducción nacional de la educación". Para el vicepresidente, "el Ministerio de Educación y Cultura tiene que ser la entidad que conduzca el proceso nacional educativo". De todos modos, afirmó que no propone "violar autonomías de ningún tipo", sino "respetarlas, sobre todo en el campo de la gestión".

En cuanto a la educación media, Astori propuso "reducir los campos de enseñanza" en el Ciclo Básico. "No se puede tener 13 materias", indicó, y propuso que existan "no más de tres o cuatro áreas de enseñanza". Esto, a su vez, permitiría "reducir el número de profesores por grupo y evitar la rotación de los docentes".

El vicepresidente también planteó aumentar la capacidad de autogestión de los centros educativos, en consonancia con el planteo que realizó en el Codicen el consejero nacionalista Daniel Corbo. Astori destacó que "la contrapartida de la autonomía de los centros es la responsabilidad".

Para el senador de Alianza Nacional, Jorge LARRAÑAGA, existe "una paradoja" con  respecto a los temas de seguridad y educación. "Hoy concentramos nuestros esfuerzos en 400 adolescentes infractores", indicó Larrañaga, pero agregó que "por otro lado tenemos 780.000 niños y adolescentes entre 5 y 19 años que van a ser los cimientos de nuestra sociedad". En este sentido, Larrañaga fue tajante: "O nos preocupamos por 400 o nos ocupamos de 780.000", advirtió.

Para el senador nacionalista, el problema de la juventud infractora "se resuelve aprobando las leyes que están demoradas en el Parlamento y ejerciendo la autoridad", y señaló que "una sociedad que asocia juventud con delincuencia está destinada al fracaso".


El senador colorado Ope PASQUET fue mucho más crítico con la gestión del gobierno en materia educativa, y señaló que con la actual situación presupuestal de la educación, y con las mayorías que ostenta el gobierno "deberíamos estar recibiendo un tsunami de reformas". Sin embargo, dijo que "lo que se ve son señales de desconcierto" y de "no saber hacia dónde ir".

Mientras tanto, la educación uruguaya sufre y espera...

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar. Deje su comentario a continuación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...