23 de marzo de 2010

Releyendo a S. PAPERT

Releyendo un interesante diálogo entre S. PAPERT y P. FREIRE sobre el futuro de la escuela (hacia finales de los '80...!) extracto una pequeña parte donde Papert habla de 3 fases en el aprendizaje de un ser humano.

La primera transcurre desde el nacimiento hasta el ingreso en la escuela. En esta etapa, dice Papert, el niño aprende experimentando, auto-dirigiendo su aprendizaje. Luego se produce algo importante: el niño trasciende lo que ve y toca, y comienza a preocuparse por lo que le dicen, lo que escucha, que no ve o toca directamente. Entonces, comienza a hacer preguntas, y espera de sus mayores las respuestas. El aprendizaje comienza a depender de las respuestas de los adultos, y la escuela, en este sentido, limita mucho el aprendizaje auto-dirigido. Pero en esta fase descubrimos y aprendemos habilidades, competencias, que serán muy útiles luego para aquellos que quieran seguir por sus propios caminos la aventura del aprendizaje continuo. Comenzamos entonces la fase 3, la que se parece mucho a la primera, porque en ella nuevamente volvemos a controlar la manera en que aprendemos, no dependiendo tanto de los otros y sí mucho de nosotros mismos.

Papert va entonces más allá, y analiza el rol de las TIC en estas fases. Concretamente, cita el caso de su nieto, y se maravilla al ver cómo consigue (gracias a un video que él mismo aprendió a elegir, colocar y reproducir) saber más sobre algo que le interesa. Lo que lo maravilla realmente no es que sepa operar el reproductor de video, sino la diferencia que constata entre él y su nieto a la hora de aprender. Su nieto está "corto-circuitando" la fase 2, porque encontró la manera de obtener mucha información sobre un tema que le interesa sin necesidad de recurrir a un adulto. La tecnología se transforma entonces en su aliado, en el recurso que le permite obtener más de lo que le importa. Papert ve en los más pequeños, aquellos entre 3 y 5 años, los que más se pueden beneficiar de este aporte.

El objetivo de los educadores, dice, deberá ser pensar nuevas formas de relacionarse con los niños, y cómo "organizar" el triángulo niño-adulto-conocimiento. 

No puedo dejar de pensar en el aporte que están haciendo las XO en el sentido descrito por Papert, hace casi 30 años. He comprobado cómo, gracias a la máquina, muchos niños forjan sus propios caminos de aprendizaje y encuentran nuevas formas de potenciar su curiosidad y sus deseos de aprender más y mejor. Y he comprobado también cómo el sistema educativo vigente cruje y se queja frente a esta realidad. 

Recuerdo entonces la famosa frase del Orville WRIGHT, quien, consultado sobre el futuro de la aviación a la que dio origen, se limitó a decir:

 “NO PUEDO RESPONDER, EXCEPTO ASEGURAR QUE SERÁ ESPECTACULAR”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar. Deje su comentario a continuación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...