28 de octubre de 2009

XO en la enseñanza privada

Colegios prefieren sala de informática por costo de XO
Melo. Pese a descuentos, dicen que no pueden comprarlas

CERRO LARGO | NÉSTOR ARAÚJO para el diario "El País", UY

Los colegios privados en Melo aún no tienen computadoras del Plan Ceibal debido al alto costo que representan para los padres y las instituciones de enseñanza Primaria de Cerro Largo.

Si bien la Asociación Uruguaya de Educación Católica (Audec) cuenta con un plan de facilidades de pago, existen otros elementos que encarecen la compra y el funcionamiento de las máquinas XO.

La directora del colegio María Auxiliadora de Melo, Mary Maciel, sostuvo que "hay que pagarlas antes de su entrega y hay que acumular muchas computadoras para poder pedir la importación".

La maestra dijo que la colocación de las antenas cuesta US$ 2.000 y el servidor US$ 200. Los altos costos de instalación los debe cubrir el colegio y con la cuota que pagan los padres no se puede solventar estos gastos, indicó.

"A pesar de que Audec nos da facilidades, no podemos de ninguna manera acceder y los padres tampoco lo pueden hacer. Si el sistema fuera gratuito como en la educación pública podrían recibirla, pero con los controles necesarios para el buen uso de la máquina", expresó Maciel.

La consejera de Primaria María Inés Gil, señaló que se está manejando la posibilidad de instrumentar un mecanismo para entregar las XO gratis en caso que haya alumnos con beca total, "pero eso aún no está instrumentado, recién se está conversando", dijo.

Los colegios privados interesados deben acercarse a la negociación con el LATU. La Asociación de Educación Católica informa en su web que "en agosto de 2009 se integraron 16 colegios al Plan Ceibal, mitad interior y mitad Montevideo, comprende a 2.800 alumnos, el 10% de la educación católica que cursa Primaria. En el año 2010 se irán incorporando otros centros católicos".

Sólo en Melo existen cuatro instituciones privadas de enseñanza Primaria, que suman una matrícula de 874 alumnos, según un relevamiento hecho por El País. Son tres colegios católicos y una escuela privada habilitada. El colegio Dámaso Antonio Larrañaga tiene una matrícula aproximada de 180 alumnos, al colegio diocesano María Auxiliadora asisten 280 estudiantes, el colegio de la hermanas Vedrunas Agustín de la Rosa cuenta con 260 alumnos y a Yvinará concurren 154 estudiantes.

En una asamblea de padres del colegio María Auxiliadora se determinó que los altos costos de conexión, sumado a una antena que hay que instalar, hacen inviable tener ese servicio para los niños. Se pensó en sacar un préstamo, pero finalmente optaron por instalar una sala de informática. En el colegio Agustín de la Rosa hay una pequeña sala de informática donde se imparten clases de computación y en las horas libres los escolares deben concurrir a los cyber a repasar lo dado en clase. En el Dámaso Antonio Larrañaga también se montó un aula de informática.

Padres de algunos de estos alumnos consideran que se ha discriminado a los niños que concurren a instituciones privadas. "Por el hecho de mandar a nuestros hijos a colegios privados no significa que tengamos más dinero que los que van a la escuela pública", señalaron algunas madres.

En el colegio Agustín de la Rosa la mayoría de los alumnos están becados o tienen bonificación en sus cuotas. "Yo pago $ 550 por mes para que mi hija concurra a un colegio católico y reciba allí la formación cristiana y no somos ricos", dijo Paola Miranda. "Mi hija merece tener una XO como todos los niños del país", aseguró. "Me ofrecieron una laptop por US$ 200 y esa suma no todos los padres del colegio la tienen", expresó.

Algunos padres quieren hacer saber que la realidad de los colegios privados de Montevideo es muy diferente a la del interior, teniendo en cuenta que el poder adquisitivo de las familias que optan por la enseñanza privada en Melo es mucho más bajo que las de la capital del país. Dicen que la cuota más alta de una escuela privada en Cerro Largo es de $ 3.500 y la más baja es de $ 500 al mes.

Exigen que se considere por la vía de la excepción que, aquellos colegios cuya comunidad no reúna las condiciones económicas, tengan la posibilidad de que los niños reciban las computadoras del Plan Ceibal y que no sean los padres o la institución los que deban comprarlas.

Las cifras

10% de los alumnos que cursan Primaria en colegios católicos (2.800) accedieron a una laptop del Plan Ceibal en agosto.

215 dólares es el costo de la laptop XO para los padres de los colegios católicos que quieran comprarla, según Audec.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar. Deje su comentario a continuación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...