16 de enero de 2013

Claroscuros del Plan Ceibal


Por VIVIANA RUGGIERO para diario "El País", MVD, UY 

Un estudio sobre el impacto del Plan Ceibal en las aulas de Primaria concluyó que hay un "déficit muy importante" en el sentido pedagógico. La formación de los maestros es su talón de Aquiles y provoca que la mayoría tengan un apoyo crítico o lo resistan.
La investigación, realizada por el Instituto de Evaluación Educativa de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Católica del Uruguay, se realizó con casi 100 maestras (de hasta 59 años y con al menos dos de experiencia previa con el Plan Ceibal) y 17 directores de centros educativos. Los entrevistados se desempeñan en 34 escuelas de seis departamentos: Montevideo, Maldonado, Salto, Tacuarembó, San José y Canelones.
De ellos, el 40% tienen un apoyo crítico al Ceibal: confían en el plan pero les genera dudas, entienden que la XO produjo cambios pero asociados a la máquina como herramienta y la usan al menos una vez a la semana. El 35% tiene una resistencia al plan, básicamente porque aseguran que las dificultades superan a las ventajas; y el 20% lo apoya porque reconocen que hubo un aporte, están convencidos que la XO producirá una mejora en los aprendizajes y son los que la utilizan dos o más veces en la semana.
Según el estudio, el uso de la XO en las aulas queda librado a las motivaciones de los niños o a instancias puntuales que apoyan los contenidos curriculares. Así es que la computadora se utiliza sobre todo para navegar en Internet, leer, escribir, dibujar y a lo sumo elaborar mapas semánticos.

FLANCOS
Casi un 90% de los maestros entrevistados manifestaron críticas con respecto a la incorporación del plan en las escuelas. Lo califican de "apurado" y afirman que no permitió una preparación adecuada ni para sí mismos ni para los niños y sus familias. "No preparamos ni a los niños ni a los padres para lo que les dimos. A los niños les dimos un juguete y a los padres les dimos una manera de entretenerlos para que no molesten", afirmó una maestra entrevistada y cuyo testimonio se incluyó en el estudio.
La formación de los maestros es uno de los aspectos que recibe más críticas. Casi el 80% de los que participaron de alguna instancia de formación la califica como "insuficiente" por tener "poca utilidad y posibilidades de aplicación en el trabajo con los niños". "Nos dieron un escarbadientes y nos mandaron a la guerra. Yo, en lo personal, no me siento preparada para trabajar con la XO. Las pocas cosas que sé son porque yo busco y traté de aprender algo, pero es bravo", comentó otra docente.
Guillermo Pérez Gomar, uno de los autores del estudio, afirma que las maestras "trabajan solas", que los apoyos pedagógicos "son débiles" y los que hay son "poco sistemáticos". "La formación de los docentes es lo más débil del plan", asegura Pérez Gomar.
La simultaneidad de enseñanza-aprendizaje con los niños es frecuente y las maestras se resisten a instrumentar actividades en el aula con las XO y, al mismo tiempo, probar con sus alumnos cómo funcionan los programas y qué posibilidades les brindan para el trabajo pedagógico. Esto provoca en algunas ser autodidactas y en otras dejar la XO a un costado.
El estudio revela también que hay dificultades en la logística (conectividad, disponibilidad y mantenimiento de las maquinas) lo cual también provoca que muchos maestros desistan de su utilización.
"Vimos maestros que se agotan porque no todos los niños las traen, se les corta la conectividad, otras se rompen, entonces dicen al final pierdo más tiempo que lo que me ayuda. De hecho muchos maestros que se negaron a ser observados nos decían eso", comentó Pérez Gomar.
El principal desafío para Ceibal, según Pedro Ravela, autor del estudio, es que la XO no sea vista como "una herramienta más" porque entienden que se corre el riesgo de que esa herramienta algún día se deje de usar.
"El discurso de Ceibal incluso ha estado centrado en el impacto social y las oportunidades que genera; pero no ha habido una construcción de sentido de cuál es el potencial de la XO para el maestro y la didáctica. Hay que pensar más la XO como una política de cambio educativo, demostrar que es beneficioso para todos", sentenció Ravela.

TESTIMONIOS RECOGIDOS EN CAMPO E INCLUIDOS EN LA INVESTIGACIÓN.


Maestra: "El plan es bueno pero falta mucho para que sea exitoso. Hacemos lo que podemos y le ponemos voluntad pero tiene dificultades que los maestros no podemos asumir (...) necesitamos más apoyo de todo tipo. No tenemos tiempo para todo lo que hay que hacer, apenas podemos con las clases comunes y ahora la XO (…) Es complicado, pero bueno, no hay vuelta atrás y vale la pena, sobre todo para los chiquilines. Ya veremos para qué sirve".
Maestra: "El Plan Ceibal es un buen proyecto pero hay muchas cosas que no se adecuan a la realidad de una clase".
Directora: "Yo tengo una altísima valoración del Plan Ceibal y por momentos me parece que es brillante (…) lo que ha sido para cada niño, sobre todo por la democratización de la oportunidad del descubrir el conocimiento".
Maestra:"Hay pila de desventajas que nadie en realidad las dice, porque las pintan como muy lindas, pero no son así. En estas condiciones es muy difícil trabajar con las XO: no sabemos cómo hacerlo, se rompen, los gurises no las traen".
Maestra:"Yo lo que quiero dejar claro es que la XO es un recurso más y desde el punto de vista didáctico no debemos dejar de tener en cuenta las demás posibilidades y no utilizar la XO para todo con tal de usarla. Hay que planificar bien qué es lo que se quiere hacer con la XO, buscar bien los propósitos y saber hasta dónde puede llegar el niño con cada cosa"
Maestra: "No las aprovechamos en todos su potencial, porque no conocemos realmente cómo podemos usarla"
Maestra: "Como herramienta es espectacular, pero a veces no podemos o no tenemos los tiempos para sacarle más frutos"

Opino:
La formación está en el debe, pero también debemos reconocer que SIEMPRE lo estará. Conocí de cerca otro plan muy ambicioso de la década de los '80, el plan "Informática para todos" del gobierno francés que hizo un gran esfuerzo, pero la gran crítica fue la poca formación que se había dado.
El Plan Ceibal partió de la base que toda formación sería insuficiente y que la misma vendría fundamentalmente de la interacción entre los docentes, alumnos, padres y comunidades de apoyo.
El aspecto logístico también presenta problemas, pero creo que son más los aciertos que los fracasos.
Pienso que lo más complejo y desafiante del plan, cinco años después, sigue siendo promover ese cambio de mentalidad en los docentes que permita un uso más regular y eficaz en el uso de la herramienta. Eso se logra a través de esfuerzo y dedicación personal pero también gracias a un decidido apoyo de las autoridades para promover y premiar las buenas prácticas. Se han hecho en este sentido múltiples exposiciones y encuentros, siendo todos ellos muy útiles necesarios. 
En mi opinión, hay que reforzar la propuesta y realización de talleres donde se explicite claramente cómo integrar al aula estas herramientas y cómo gestionar en el aula el trabajo colaborativo que ella promueve. Los maestros necesitan más ejemplos de buenas prácticas que los animen a probar y progresar. Y es absolutamente necesario actualizar los planes de formación docente para que incluyan curricularmente materias que traten estos temas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar. Deje su comentario a continuación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...